AGUAFUERTES DE LA PESTE. La covid-19

LA PESTE EL BOSCO 2

Se expanden por el mundo nuestras entradas con anécdotas cotidianas y microrelatos. Hoy escribe Evelin Rucker desde la ciudad de Posadas. Ya participaron Francisco Álvarez (Corrientes, Argentina. Exiliado muchos años en México), Andrés Dunayevich (Córdoba, Argentina), Fabiola Eme (Tusitala Project), entre México y Barcelona, Alan Nuzzolese (Buenos Aires), Café Azar (Posadas), Ubaldo Pérez-Paoli (Alemania), Osvaldo Mazal (Posadas), Carlos López-Aguirre (Moscú), Alberto Szretter (desde el interior de Misiones, Triple Frontera), Zulma Sierra (entre Colombia y Catalunya), Pedro Bonsier (Lisboa), Álex Marín Canals (Barcelona), Bic Baraxtuyaga (País Vasco-Buenos Aires). Mientras no llegue la vacuna para sanar los cuerpos, ensayemos antivirales para la cabeza. Va el texto.

Los acartonados miembros de la academia sabían que debían redimirse con el mundo hispanohablante y ahora tenían el motivo justo para lograrlo. La pandemia duraba ya varias semanas largas y tres de las seis mujeres académicas habían sido ingresadas a unidades de terapia intensiva; María Paz con ventilador mecánico.

Es verdad que el mundo estaba en cuarentena y que el momento ameritaba seguir trabajando mediante video conferencias, pero el estatuto de 1993, aprobado por el rey Juan Carlos, obliga a reuniones con la mayoría de los miembros presentes en caso de resolución de temas trascendentes.

Por ser dueños de cargos que rayan con el fundamentalismo lingüístico y respetando la palabra escrita, lo decidieron así: se concentraron los cuarenta y tres frente a la mesa oval, en sus famosas sillas, con sus anticuadas carpetas bordeadas con filigrana dorada, vestidos con capa negra y luciendo aborregadas pelucas.

Viajes intercontinentales, permisos de circulación elevados por colegios médicos, aviones privados y, con mucho disimulo, algún que otro soborno hicieron que, algunos días después de lo previsto, el número 4 de la calle Felipe IV de Madrid los recibiera solemnemente.

– Debo hacer saber mi posición contraria a todo lo que he escuchado esta mañana. El machismo explícito que brota de vosotros no permite discutir este tema con la seriedad que merece. No me sorprende de ti Clara, ni tampoco de usted Aurora; vuestra línea frente a cuestiones de género sigue intacta…

 Una tos enfermiza y seca interrumpió a la catedrática de Barcelona.

– Está bien Carmela, ya todos hemos hablado. La mayoría aprueba el cambio de género

y la necesidad imperiosa para el idioma de que esta medida sea tomada en nuestro afán de limpiar, fijar y dar esplendor al español. Además, debemos darnos prisa, vuelvo a Perú en solo dos horas y veo que más de uno está con claros signos de fiebre.

“En la ciudad de Madrid, a los… de 2020, y tras una ardua deliberación, los abajo firmantes, miembros de…, consideran oportuno el cambio de género a “covid-19”. Por las características que presenta, dictaminamos el uso femenino.”

Las sirenas de las ambulancias fueron acercándose e inundaron el palacio.

Mucho tiempo después de que la academia se desintegrara, la ciencia descubrió que, en seres de mente culta y purista, la peste provocó el anquilosamiento de las neuronas responsables del pensamiento crítico.

Un comentario en “AGUAFUERTES DE LA PESTE. La covid-19

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s