Todos ponen

14. Todos ponen

En la página 188 de Kitschfilm se cita como la trinidad unitaria Magnus, Antúnez & Brozek en una pequeña caja de madera guardaba la perinola más antigua del mundo. La perinola es un pequeño trompo o peonza con caras facetadas donde hay escritas consignas: Toma uno, Toma dos, Toma todo, Pon uno, Pon dos y Todos ponen. En seis frases breves, todas las claves de la vida. Su origen es incierto, un juego alemán, conexiones con la cábala y se la puede rastrear hasta las legiones romanas. En la ficha que organizaron Sonia Abian y Grzegorz Baczak una perinola arcaica con caracteres hebreos ocupa el centro de la imagen, como puente entre un libro y un grabado. Hitler conquista América fue escrito por Ernesto Giudici y publicado en 1938 (veinticuatro años antes que la novela The Man in the High Castle de Philip K. Dick), el grabado es el número 43 de la serie Caprichos (80 obras) realizado en 1799 por Francisco de Goya. La perinola pareciera conectar una advertencia que cumple unos doscientos veinte años de vigencia. Según una de las múltiples interpretaciones, Goya adelantó que el sueño de la razón, ¿la Modernidad?, produciría monstruos en la historia futura. En esta idea podría considerarse que está basada la afirmación «Goya vio a Hitler antes de que Hitler viera a Goya» con la que Néstor García Canclini abre su novela Pistas falsas publicada en 2018.

La ficha que ilustra esta entrada se titula Todos ponen y también suscribe esta versión: Hitler tuvo a todo el mundo en la mira antes que nadie se despertara. Pero como Kitschfilm toma abiertamente partido por los animales, el único ente que advierte lo que sucede en la escena, es el felino (o quizás un perro) echado en el ángulo derecho inferior del grabado de Goya.

Quizás aquella intuición de fines del siglo XVIII, que durante todo el siglo XX masas de desesperados atestiguaron, en el XXI podría ser revalidada. Hoy todos ponen otra vez, ¿qué?, un granito de arena para asomarnos de nuevo al precipicio de los caprichos escabrosos.

Deja un comentario