Mythos-Presse, la diferencia entre pacto de ambigüedad y ocultar la realidad

Mythos-Presse

Continuamos difundiendo algunas piezas gráficas del anexo que en Kitschfilm  anuncia el final de la vuelta en el tren fantasma. Fueron realizadas por Sonia Abian y Grzegorz Baczak con el apoyo fotográfico de Joaquín Núñez Abian. Como ya comentamos en una entrada anterior, el punto de partida fue una serie de documentos reunidos a lo largo de los años de investigación. Kitschfilm asocia literatura fantástica en varias superficies de lectura con pesquisas de archivos, la presentación de los testimonios visuales exigía un tratamiento especial. Y así como leer el libro es una experiencia metanarrativa donde una historia se expande más allá y esconde, como las muñecas rusas, otros “pequeños relatos” en su interior, pues con las imágenes se aplicó la misma operación entre no ficción y ficción.

Esta ficha basada en un artículo periodístico es un ejemplo típico del payé [1] enterrado en el lenguaje. Apareció en un periódico local. “Sospechan que un duende las durmió y las llevó a las vías”. La bajada del título es más filosófica: “Iban a la escuela cuando perdieron la noción de tiempo y espacio”, las nenas o el reportero tenían en su mesita de luz La crítica de la razón pura de Kant para leer antes de dormirse. Según el artículo cuando aparecieron las niñas y fueron entrevistadas por la prensa local, ellas relataron lo que creían que les había sucedido: nada humano intervino, todo fue culpa de un gnomo de la selva. El payé ya había contaminado su testimonio, y el texto de la nota, en lugar de desenterrarlo, cava y oculta “la verdad” dentro de un pozo más profundo aún, y al hacerlo, se diluye el hecho criminal objetivo en la nube vaporosa del folclore regional. No hay justificación que valga (¡ni osar acogerse a las narrativas emocionales del Nuevo periodismo!) para eludir la responsabilidad de informar sobre la lacra del abuso infantil.

En Kitschfilm hay muchos más ejemplos de cómo el payé guía la acción de los hombres. Las mujeres son seleccionadas, cazadas, tatuadas, desolladas, vestidas o desvestidas por ellos. Son tratadas como bocas inútiles. Este es el nombre de una obra de teatro que Simone de Beauvoir escribe en 1944, en Francia bajo la ocupación alemana. [2] Es el mismo instante histórico en que Adolf Neunteufel se encuentra en la ciudad de París tratando de conseguir un visado hacia Sudamérica y desertar de la Wehrmacht.

Nefasto pasado, de por vida vigente, actualiza Kitschfilm: conectar los feminicidios y las construcciones socioculturales que escamotean la violencia de género. El imaginario popular siempre enmascaró ciertas realidades con personajes mitológicos, como el Yasí-Yateré, que en realidad es un pájaro pero la gente lo imagina como un duende silbador que rapta niños, preferentemente niñas. Y el honor de la familia y la comunidad a salvo…

[1] Payé: Vocablo guaraní polisémico. Define una creencia tradicional del Paraguay. También presente en la región litoral de la Argentina. Hechizo destinado a lograr un deseo. En una de sus versiones es un talismán que se crea engarzando diversos elementos: medallitas, pelos, piedras, huesos, estampitas, etc. La pluma del cabureí, ave similar a la lechuza pero más pequeña, es considerada un elemento muy poderoso para realizar el payé.

[2] (*) Las bocas [in]útiles. Una hipótesis sobre los femin[IC]idios es un proyecto de Sonia Abian presentado en las ciudades de Posadas y Barcelona.

Más info :https://soniaabian.wordpress.com/las-bocas-inutiles/

 

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s