La guerra de las ratas

Cuando Hitler invade Rusia en 1941 no lo hace sólo para ir a mojarle la oreja a Stalin. Existía previamente un Generalplan Ost, un plan-obsesión-misión para colonizar el Este, un tema de la SGM muy presente en Kitschfilm. En el mes de mayo Rusia conmemora su victoria sobre la Alemania nazi en 1945, sin embargo el principio del fin comenzó a principios de 1943 cuando el general Paulus se rindió a orillas del Volga. Los alemanes llamaron a la Batalla de Stalingrado Rattenkrieg, guerra de ratas, porque sólo era posible el combate individual, casa por casa o mejor dicho ruina por ruina.

Adolf Neunteufel estuvo, supuestamente, en este frente donde recrea sus historias del Alto Paraná para sus compañeros acorralados. Uno de estos superhombres congelados, el veterano Kurtz mata urracas que luego hierve en latas, mientras Neunteufel ejercita sus capacidades de ornitólogo observando la fauna que repta entre los cadáveres y escombros. Piojos en busca de cuerpos más tibios y roedores que le recuerdan las riberas del río Paraná donde catalogó más de diez especies de estos impopulares animalitos, “atareados como arquitectos imperiales en la construcción de laberintos de cuevas en la tierra”. En la página 27 nuestro naturalista, devenido desesperado soldado de la Wehrmacht perdido en la tundra rusa, se pregunta: “¿qué tenían que ver las ratas con la guerra?”. En un punto, las ratas proporcionaron una imagen simbólica para todos los bandos involucrados. En la ficha creada por Sonia Abian y Grzegorz Baczak representan el “laboratorio de una modernidad” bifronte. Una cara que muestra el progreso y la otra, el trauma.

¿Qué sucedió dentro de ese “laboratorio de la modernidad”? Pues que desde hace unos cuatrocientos años, tecnócratas humanistas liberales aliados con otros psicópatas utópicos vienen haciendo todo lo posible para que una hipótesis (el cristianismo primitivo tiene los derechos de autor) se verifique como tesis científica. ¿Cuál? Una que dice que si se impone planetariamente la racionalidad ilustrada se obtendrá la vacuna universal de un progreso indefinido y salvífico para todos/as los seres humanos. Parece que hasta ahora no dieron pie con bola porque nosotros, los ratones del laboratorio, estamos en plena regresión hacia formas de vida más primitivas donde renunciamos a nuestra libertad sin saberlo, alegres y cantando aleluyas. 

A esta altura cabe otra digresión en plan Rodrigo Fresán (y no va de Bob Dylan). Entre una rata y un ratón casi no existe más que una diferencia de tamaño, pero ¿qué contraste se da en el lenguaje vulgar cuando identificamos a alguien como una “rata” o un “ratón”? Un traidor o un avaro son “ratas”, los pusilánimes y los pobres son “ratones”. Más o menos. Entonces las “ratas” comparten destino en las trincheras como camaradas de la tropa y los “ratones” van a parar al laboratorio.

La última cita, lo juro. Stefan Zweig en la autobiografía que escribió antes de suicidarse (1942) añora la pax romana del imperio Austrohúngaro donde se crio Adolf Neunteufel. Adhiero a John Gray (su libro El silencio de los animales fue de uno de los textos más necesarios para construir Kitschfilm) cuando sugiere que aquel “mundo de seguridad” no era más que pura y dura falta de democracia. Tan útil para preservar privilegios inmutables de una elite cortesana y burguesa como para que la plebe disimulara sus peores sentimientos esotéricos y atávicos. Caído este señorío romántico, las masas se enloquecieron con eso de las “nacionalidades”, la “sangre y el suelo” y el “problema” de las “minorías étnicas”.

La guerra de las ratas… sólo se trata de cambiar de tirano. No tiene nada que ver con lo que pasa ahora ¿verdad? Se me hace nomás, puede que no, vaya uno a saber. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s